Revista: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Abril 1997
Título: Pintura de la Virgen María que llora

En su Mensaje de Noviembre de 1977, Maitreya dijo: "Aquellos que buscan señales las encontrarán". Desde entonces, un número creciente de fenómenos milagrosos han inundado el mundo: apariciones, cruces de luz, manantiales curativos, iconos y estatuas que lloran.
En Mayo de 1988, un colaborador de Maitreya declaró en Share International: "Las señales de la presencia de Maitreya en el mundo continuarán aumentando. El va a inundar el mundo con tales acontecimientos que la mente nunca los podrá entender".


Pintura de la Virgen María que llora

La multitud se congrega en una iglesia de Kenner, Louisiana, EEUU, para ver cómo un retrato de la Virgen María, colgado junto al altar, llora. Según se cuenta, el cuadro en la iglesia de Nuestra Señora de la Ayuda Perpetua empezó a llorar lágrimas el pasado septiembre.

Los funcionarios de la iglesia permiten que hasta un máximo de 125 personas contemplen esta manifestación. Muchos visitantes dicen haber salido del lugar convencidos de haber presenciado un milagro. Los altos cargos de la iglesia católica son más cautelosos, declarando que posiblemente abrirán una investigación, pero sólo después de que disminuya la atención de los medios de comunicación. (Fuente: New Orleans Picayune, EEUU)


Una mujer muestra estigmas

Una mujer de 42 años de Pennsylvania, EEUU, ha despertado la atención de los medios de comunicación por los estigmas que manifiesta: misteriosas llagas en sus manos, pies y al costado, parecidas a las heridas del Cristo crucificado. Mary Ellen Lukas prefiere hablar de Jesús, la fe, y la iglesia, en vez de los estigmas, aunque ella reconoce que sus heridas han ayudado a atraer a miles de personas a sus reuniones de curación autorizadas por la iglesia católica en Filipinas, Irlanda y EEUU. "Quizás en las charlas, alguien escucha algo que el Señor ha estado diciendo durante 2000 años. Quizás escuchan algo que abre sus corazones". Refiriéndose a los estigmas, Lukas dice: "Estas señales sólo tienen intención de intensificar la fe. Nunca deberían considerarse como los cimientos de nuestra fe".

Lukas dice que siempre emana sangre de su cabeza durante la misa católica romana, y también en otros momentos, pero ella dijo: "No tengo ni idea del por qué o cuando."

Sus charlas siguen los temas tradicionales, según el periódico The Times Leader de Wilkes-Barre, Pennsylvania: "Respetad y obedeced a los sacerdotes. Id a la iglesia y confesad a menudo. Rechazad los caminos de un mundo extraviado." El Vaticano ha nombrado a un sacerdote para que investigue el caso de Lukas, pero la iglesia católica generalmente no adopta una decisión final sobre estas cuestiones hasta que estas personas fallecen. (Fuente: The Times Leader, Pennsylvania, EEUU)


El Vaticano da otro enfoque a los milagros

"Dios pude todavía curar, si se le reza pidiéndolo", dijo recientemente Juan Pablo II en un mensaje del Angelus dominical que fue un llamamiento a la solidaridad con los que no gozan de salud, los ancianos y los niños. Según el Papa, "todos ellos corren el peligro de ser sentidos como un peso".

En Italia, esta invitación del Papa de rezar para obtener un milagro saca de nuevo a la luz pública el reivindicado milagro de la Virgen en Civitavecchia, un pueblo cerca de Roma, donde un pequeño icono traído desde Medjugorie llora lágrimas de sangre.

Una comisión de teólogos nombrada por el Vaticano la ha aceptado ahora como un milagro, según un informe aún por confirmar. La estatua fue vista por primera vez llorando lágrimas de sangre, que luego se descubrieron que eran humanas, a principios de 1995 (SI mayo de 1995, pág.15).

Diez mil peregrinos asistieron al segundo aniversario de este milagro. El obispo del lugar sorprendió a los presentes bendiciendo la ocasión. El dijo que al menos dos personas se habían curado milagrosamente de cáncer, una en Turín y otra en Toronto. Además, los extremistas políticos, antes dedicados a la violencia, se convirtieron al cristianismo y a la paz. Civitavecchia atrae ahora a miles de peregrinos. Los observadores recordaron las lágrimas de sangre de otra estatua de la Virgen María en Montreal, Canadá, en 1985.

Afirman que después de este tuvo lugar casi una epidemia de fenómenos parecidos en otras estatuas, así como también en iconos y crucifijos, por toda la ciudad. Los análisis de laboratorio, encargados por la Conferencia Episcopal canadiense, revelaron que las lágrimas eran sangre mezclada con grasa, que se derretía cuando se calentaba ligeramente. (Fuente: The Tablet, Reino Unido; El País, España).


Berenjena de Alá

El 20 de febrero de 1997, el Sr. Sidat, mayorista de frutas y verduras y presidente de la mezquita Madina en Hackney, al norte de Londres, quedó asombrado al descubrir, cuando cortaba una berenjena, que sus semillas estaban dispuestas de tal forma que se podía leer de manera clara la palabra Alá, en caracteres árabes. Desde que ocurrió el milagro, multitud de personas han visitado al Sr. Sidat, y han visto la berenjena que piensa cortar y compartir con su familia y amigos.

"Nos sentimos realmente bendecidos por el hecho de que esto nos haya pasado a nosotros y cuando hablé con un anciano de la mezquita, dijo que debía ser un buen augurio." (Fuente: Hackney Gazette, Reino Unido)

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que esta manifestación fue creada por Maitreya.)


Milagro en Sudamérica: Sai Baba evita un accidente aéreo

En 1995, un avión de pasajeros sobrevolaba la costa sudamericana cuando de repente el motor se averió. El avión perdió altitud y empezó a descender peligrosamente. El piloto sabía que una azafata venezolana de la tripulación era una devota de Sai Baba, y exclamó: "¡Rézale a tu Guru para que nos salve del desastre!"

Al instante de pedirle la azafata ayuda a Sai Baba, ¡Este apareció en el cielo a la altura de la cabina del piloto! Mientras tanto el avión empezó a recuperar altitud y el motor volvió a funcionar – pero la imagen de Baba permaneció en el cielo a la altura de la cabina durante unos 20 minutos, tiempo durante el cual la azafata pudo hacerle una fotografía.

El avión, así pues, llegó a su destino sin sufrir ninguna otra alteración. (De: Peggy Mason, Sathya Sai Baba Quarterly Magazine, Reino Unido)




[ REGRESO A LA HOME PAGE ]