Magazine: SHARE INTERNACIONAL
Ejemplar: Abril 1997
Título: El reconocimiento de Maitreya
Autor: por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


El reconocimiento de Maitreya

Por el Maestro —, a través de Benjamin Creme


Muy pronto, el mundo verá al Instructor. Surge la pregunta: ¿le reconocerán las personas? Para la inmensa mayoría, el reconocimiento no será difícil: raramente, en verdad, un hombre de Su estatura – demostrando, irradiando para que todos lo vean, el Amor, la Sabiduría, el Propósito y la Gracia de Dios – se presenta abiertamente en nuestras vidas. Millones de personas responderán y se reunirán a Su lado, deseosos de llevar a cabo los planes que, El aconsejará, son esenciales para la regeneración de la vida en la Tierra. Muchos no se permitirán ningún retraso, y se catapultarán en agrupaciones y formaciones a través de las cuales se resolverán los muchos problemas y cambios necesarios que apremian al hombre actual. Como hombres inspirados – como ciertamente lo estarán – millones de personas comenzarán la labor de transformación – seguros en el conocimiento de que trabajan hacia el cumplimiento del Plan de Dios para esta Tierra. Así será. Y así los hombres comenzarán a verse correctamente, como hermanos, trabajando juntos para el bien de todos.

Escrituras

No todos los hombres, sin embargo, reconocerán a Maitreya como El esperado por todas las naciones. Impregnados profundamente de las escrituras del mundo, por muy fragmentadas, y por muy descoloridas por el tiempo que estén, muchos darán la espalda, al principio, a esta última manifestación del Plan continuado de Dios para el mundo. Ellos encontrarán difícil reconciliar el acercamiento simple y práctico de Maitreya con sus expectativas y dogmas místicos. No os sorprendáis, por tanto, de su ira y vehemente rechazo. Así fue en tiempos de Jesús. Así fue, también, cuando Buddha comenzó Su trabajo. Así, igualmente, conoció Krishna la disidencia y la condena. Así ha sucedido siempre cuando lo Nuevo se ha presentado a lo Viejo.

No temáis, por tanto, cuando los "hombres de hábitos" alcen sus voces contra el Gran Señor, llamándole anti-Cristo y sumo impostor, puesto que poco comprenden las leyes que subyacen a sus creencias y actúan y hablan desde la ignorancia y el temor. Ellos, también, son puestos a prueba de esta manera.

Éxito

Maitreya conoce, ya, aquellos en los que puede contar. Su cifra y convicción son equivalentes a la labor. Dentro de ellos brilla la luz del reconocimiento y de la esperanza, y el ardor de sus corazones garantiza el éxito.

Pronto, Maitreya llamará a los hombres a Su lado, ofreciendo conducirles a un mundo nuevo y mejor. Pronto, por tanto, los hombres serán llamados para reconocer al Instructor entre ellos, y para tomar posición del lado de la verdad; es la verdad de la continua preocupación de Dios por las necesidades de los hombres que Maitreya demuestra. Es eso lo que Le ha traído, al frente de Su Ilustre Grupo, entre nosotros.




[REGRESO A LA HOME PAGE]